dissabte, 31 de maig de 2014

VD: superherois de barri


“Alas de algodón”, una altra favorita del disc “El eslabón perdido”, exemplifica l’habilitat de Vainica Doble per donar la volta al que és quotidià. El que en principi sembla una estampa costumista esdevé, gracies al seu corrosiu darrer vers, un relat perfecte. Els versos els trobo tots deliciosos.

Astro rutilante de la gran pantalla, 


fascinante y cínico play-boy de playa, 

campeón olímpico con diez medallas,

hábil político donde los haya, 

magnífico varón, 
vencedor mítico de mil batallas:

así era Juan en su imaginación 

que le hacía olvidar su condición 

para escapar y despegar de su rincón
y despegar de su rincón 


para poder volar, volar, 
volar, 
triunfar, brillar.
 

Lóbrego rincón de una portería 

donde no entra el sol y nunca es de día 

triste habitación húmeda y sombría 

sin ventilación 
un brasero de picón 
en la camilla 
por toda calefacción 

así vivía Juan con su imaginación, 

que le hacía olvidar su condición 

para escapar y despegar de su rincón
y despegar de su rincón


para poder volar, volar, 
volar, 
para olvidar.

Lóbrego rincón de una portería 


coros sollozantes de necias vecinas 

uniéndose al son de un carraspeante transistor

simplemente María

Poderosa fantasía la de Juan, 
que, aún así, podía escuchar el mar 

en un caracol pintado en purpurina 

y volar tras la procesión de golondrinas 

pegadas a la pared verde veronés 

bajo la mirada divina de un sagrado corazón 

bajo la mirada doliente 
de las ánimas del purgatorio, 

bajo la mirada anodina de

sus padres en el desposorio 

él, sentado, ceño fruncido, 

ella, de pies, tras su marido, 

dueño y señor,

contemplándose a si mismo 
disfrazado de angelito
 
alas de algodón 
el día de su primera comunión 

cuando aún creía que será, 
como el Barón Rojo, 

un héroe de la aviación,

antes de tirarse por el balcón y quedarse cojo...
 

volar, volar, volar.


6 comentaris:

  1. No un conte, tota una novel·lassa en tres minuts i mig.
    Els "superherois de barri", en castellà andalús, em remet al Kiko Veneno i a la seva narrativa, sens dubte hereva de les Vainica.

    ResponElimina
  2. Si la música fos a l’alçada de la lletra…

    ResponElimina
  3. Sí que colen. Ahir vaig sentir la cançó i em va horroritzar i agradar a la vegada.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me n'alegro, Marta, a mi em sembla molt bèstia.

      Elimina